+54 11 4334-2291 / 4345-0917 / +54911 6501 5201 info@datarecovery.com.ar

La Revista PC Magazine de Italia dedica en su número doble de Julio-Agosto 2003 una investigación a evaluar los muchos servicios de recuperación de datos que se ofrecen. Ha puesto en competencia a los diez más idóneos y profesionales y ha simulado problemas de pérdidas de datos con clientes que se presentaban en forma anónima, es decir sin identificarse como periodistas. La investigación ocupa doce páginas y fue realizada por un equipo de periodistas especializados en informática.

CompExcell es la recomendación del editor al evaluar:

  • Información brindada al cliente antes de la intervención,
  • Calidad de Servicio,
  • Precios,
  • Tiempos,
  • Disponibilidad para adaptarse a requerimientos de problemas especiales,
  • Antecedentes y empresas atendidas,
  • Transparencia

Encuesta de PC Magazine Italia (julio-agosto 2003)

Si el disco rígido se bloquea y no tenemos copia de seguridad, no hay que desesperarse: no todo está perdido. Se puede recurrir a la ayuda de profesionales expertos dotados de tecnologías de vanguardia.

Recuperación de disco rígido – Servicio de urgencia para el disco fijo

 

CompExcell

La sociedad tiene origen en la Argentina y opera también en Italia, en Roma, donde posee un laboratorio independiente con Clean Room. Desde 1989 es especializada en la reparación de dispositivos electrónicos analógicos y digitales y luego en la recuperación de datos, orgullosa de contar con clientes locales y multinacionales. Ofrece también un servicio de informática forense con consultoría en pericias para causas judiciales en ocasión de delitos informáticos, sabotajes y borrado de información.

El horario de asistencia es el de oficina pero es posible solicitar una intervención de emergencia contactando un número de teléfono móvil. El laboratorio se presta al análisis de una amplia gama de problemas: discos borrados accidentalmente, formateados, sobrescritos, Raids que perdieron la configuración, discos que han sufrido daños físicos, incendios o defectos internos de fabricación.

Son soportados también otros dispositivos como Zips, floppies, CD-Roms, cintas y tarjetas de memoria con problemas de almacenamiento de datos.

Los precios de intervención son calculados por la complejidad del tipo de trabajo requerido, caso por caso, generalmente sobre base horaria. No está prevista una tarifa fija por la recuperación por Mega Byte o Giga Byte. El diagnóstico es gratuito incluso en el caso en que el disco, el servidor, o la cinta se deban examinar en Clean Room. En el 70% de los casos, de acuerdo a declaraciones de la empresa, la intervención tiene un costo total que oscila entre 240 y 780 Euros. Discos de dimensiones superiores a los 20GB, discos de notebooks o bien modelos de discos más recientes tienen costos superiores. No se cobra un precio adicional por recuperar datos de un servidor, un formato NTFS o MAC. El disco se envía a Roma y es devuelto montado nuevamente, pero no está prevista la reparación. El sitio Internet es una versión digamos aproximada del homólogo argentino, con algunos errores gramaticales, sin embargo completo y posee un formulario para la solicitud del servicio en línea. www.compexcell.it.

Conclusiones

La primera consideración a realizar, en el campo de la recuperación de datos es que más usted está dispuesto a pagar, más tiene posibilidad de recuperar algo. Los precios sin embargo no son totalmente justificados por una verdadera intervención técnica de nivel ingenierístico: disfrazados del título “Clean Room” se esconden a menudo servicios que se pueden limitar a la simple paciencia necesaria para ejecutar un programa de recuperación.

Ninguna de las empresas consultadas ofrece garantías; al contrario todas son antes que nada cuidadosas en el definir claramente los límites judiciales de su servicio y los tribunales en los que se pueden realizar eventuales causas legales, lo que por cierto no es una buena tarjeta de presentación. Es común hacer pagar incluso el nivel mínimo de servicio, incluido el diagnóstico (a menudo caro) sin que el cliente pueda sospechar cuáles serán los resultados o el rango de precios en el que se ubicará el servicio siguiente de recuperación real de los datos. Vistas desde este punto de vista, las empresas que trabajan en este sector, parecen aprovechar demasiado de la desesperación de quienes han perdido datos importantes, pero se podrían interpretar los precios como una advertencia a ser más prudentes en el uso de las tecnologías informáticas: copias de seguridad y respaldo deberían entrar en la educación cotidiana de quien usa una PC para trabajar o divertirse.

Quien no ha pensado en protegerse, en una especie de extraño contrapasso, es justo che pague. (Cotrapasso es la ley del Infierno de la Divina Comedia por la que cada condenado cumple una condena de alguna forma relacionada con su pecado en la vida terrena. N. del T.)

En la evaluación final de los servicios propuestos tuvimos sobre todo en cuenta tanto las informaciones telefónicas que cada empresa está en grado de dar, rápido, inmediatamente luego del percance a los desafortunados que tienen necesidad de un socorro inmediato para su disco rígido así como la completitud del servicio, tal como viene presentado a quien solicita documentación específica antes de decidir qué hacer (presupuestos, información on line, documentación). Hemos valorado sobre todo la claridad de las informaciones, muy importantes para un servicio de este tipo que requiere un cierto esfuerzo económico, especialmente para algunos trabajos, como los realizados en Clean Room. Justamente con este propósito nos pareció adecuado dedicar un capítulo al ítem precios. Los servicios evaluados, como hemos ya explicado en la encuesta, son dedicados a profesionales y empresas. Inevitable, por lo tanto, incluir en los ítems de valuación también tiempos y disponibilidad a la escucha, pero también a adaptarse a las exigencias específicas del cliente.

Dos servicios emergieron de entre los tomados en consideración. El primero es el ofrecido por Kroll Ontrack, extremadamente costoso pero muy confiable y modular, sobretodo por el ofrecimiento de diagnóstico remoto y programas “hágalo usted mismo” que resuelven con gasto menor las situaciones menos comprometidas. El segundo es el de CompExcell, el menos caro de entre los propuestos. La empresa ofrece una intervención profesional no obstante sin abandonar un espíritu “artesanal” que en momentos críticos como el de la pérdida de datos puede resultar confortante. No se requiere pago por el diagnóstico y se proporcionan amplias explicaciones sobre el procedimiento de recuperación y las razones de los costos a afrontar, que como hemos ya indicado, son inferiores a los requeridos por todos los competidores.